Catering en Mallorca | Mallorca, y las Islas Baleares en general, son zonas privilegiadas y muy ricas en cuanto a cultura, tradición, patrimonio, y por supuesto gastronomía. Ahora que se acerca la Semana Santa, vale la pena detenerse y hablar sobre aquellas recetas típicas de estas fechas, que además de buenísimas, son muy sencillas para hacer en casa.

Durante los días que preceden la Pascua, es tiempo de elaborar panades, crespells y robiols. Son delicias de origen ancestral, y se elaboran con los productos más genuinos de nuestra tierra. En Vicky Pulgarín Catering, somos unos apasionados de estas recetas, disfrutamos también de prepararlas.

Catering en Mallorca y su mejor gastronomía

Las panades son pastas de masa sin levadura cilíndricas y cerradas. Pueden estar rellenas de carne de cordero o de cerdo (las típicas de pascua), pero también pueden ser de pescado o de pollo con guisantes, para los que sean un poco más alternativos. La masa se elabora con harina, manteca de cerdo y huevo, pudiendo incluir también un poco de zumo de naranja o aceite de oliva. En Palma, es muy típica también su versión dulce, añadiendo azúcar a la masa, consiguiendo un agradable contraste de sabores.

El robiol es una pieza de masa fina elaborada con harina, aceite de oliva, manteca de cerdo y huevo. Están cubiertos de azúcar glas, tienen forma semicircular, y pueden tener diferentes tipo de relleno, a gusto del comensal: crema, requesón, mermelada de fresa, mermelada de albaricoque, cabello de ángel, o incluso chocolate, para los más golosos. Puede que tengan un origen judío, ya que en la cocina sefardí hay unos dulces parecidos llamados borekas.

Y por último, el que posiblemente sea el dulce favorito de los más pequeños, que no puede faltar en los hogares con niños: los crespells.  Son una especie de galletas secas, elaboradas con harina, huevo, manteca de cerdo, aceite de oliva y azúcar. También pueden incluir zumo o piel rallada de naranja o limón. Suelen tener forma de estrella, corazón, luna o flor, lo que los hace aún más divertidos.

Y vosotros, ¿estáis preparados ya para degustar estas delicias? ¡Felices Pascuas!