¡Ayer estuvieron de grabación con nosotros los compañeros de “Saber Vivir”! Estuvimos hablando de cómo cocinar de manera sana, evitando las frituras y apostando por utilizar otros métodos, como el horno, el microondas y el vapor. Una manera de cocinar más saludable, con menos aceite y que conserva las propiedades de los alimentos.

Primero de todo cociné unos escalopes y unas croquetas al horno. A algunos quizás os extrañe, pero no por ser poco común, es menos válida. A decir verdad, yo cada vez soy más fan del horno y del sabor que aporta a la comida.

Para llevar a cabo este plato, puse un poco de aceite en la bandeja del horno, y coloqué las croquetas y los escalopes, evitando que se tocaran. Los unté ligeramente con aceite, y puse el horno a  190 grados, durante 15 minutos. Es importante siempre precalentar el horno y meter la comida cuando ya está caliente y haya alcanzado la temperatura que queremos. Quedó buenísimo, parecían fritos, crujientes y súper sabrosos. Después se puede acompañar con lo que queramos: ensaladas, patatas al horno, queso y orégano… ¡sabe casi como una pizza!

Catering Mallorca | Cocina Sana

Acto seguido vino el turno del microondas. En esta ocasión preparé una tortilla de patata, utilizándolo para “precocinar” las patatas, antes de hacerse a la sartén. Es un sistema muy rápido, cómodo y efectivo. Muy útil para los que no son demasiado cocinillas.

Por último, cocinamos unos alimentos al vapor. Se trata de una cocina a baja temperatura, muy cómoda. Los alimentos no tocan el agua, van cogiendo humedad, sin perder sus nutrientes ni su sabor. Se puede acompañar con hierbas aromáticas, que aportan un toque diferente y especial a cada plato.  Es una técnica muy saludable,  aporta diferentes matices y sin duda también la recomiendo si queremos cocinar de una manera más sana, ligera y sabrosa. ¿Qué os han parecido estos trucos? ¿Os atrevéis a utilizarlos en casa? ¡Espero vuestras opiniones!

Vicky